D.O. Tarragona

dotarragona

Historia

El origen de la Denominación de Origen “Tarragona” no es conocido con exactitud. Vestigios históricos señalan que la viña se cultivaba en Tarragona cuando las colonias griegas se asentaban más al norte de la costa catalana pero realmente, el Imperio Romano fue el verdadero impulsor de los vinos en estas comarcas. El inicio de la denominación Tarragona coincide con el desarrollo generado por el Imperio Romano.Los territorios de la Tarraconense destacaban por sus vinos y se consideraban de los más privilegiados del Imperio.

No cabe duda pues que el Imperio Romano fue el verdadero potenciador de los vinos tarraconenses, tanto por su labor de comercialización como por el hecho de ser los iniciadores de la denominación “Tarragona”. Esta denominación de origen Tarragona indicaba la zona donde se producía el vino, el cual era apreciado de un extremo al otro del Imperio, como lo demuestran escritos de autores latinos del siglo I, como Silvio Itálico, Marcial y Plinio el Joven.

En el siglo XII empiezan a destacar les calidades de algunas zonas vinícolas tarraconenses, y empieza una recuperación de esta denominación de origen Tarragona que, a pesar de algunas plagas como la filoxera, ha llegado hasta nuestros días.

Los vinicultores tarraconenses siempre han hecho frente a todas les adversidades que se les han presentado. Este hecho ha permitido que nosotros podamos disfrutar de un vino exquisito, reconocido internacionalmente y respetado por la su gran calidad, que es, sin duda, una de les sus características más destacadas.
Actualmente la zona de producción se extiende por 73 términos municipales situados principalmente en les comarcas del Camp de Tarragona i parte de la Ribera d’Ebre.

Vinos